5 abr. 2015

El dilema del artista / The artist’s dilemma

(English version below)

¿Por qué lo haces?

Cuántas veces me habrán hecho esa pregunta durante años. Cada vez que le cuento a alguien que dibujo cómics, la reacción es la misma: “qué guay, como me gustaría ganarme la vida haciendo algo así.” Entonces tengo que aclarar que en realidad este no es mi trabajo, que yo me gano la vida como programador. Luego me preguntan “Pero los vendes, ¿verdad? Vaya, que ganas dinero con esto”. Y entonces tengo que responder que no, que en su mayoría mis cómics los cuelgo en internet para que la gente los lea. Gratis.

Y entonces es cuando viene la pregunta.

¿Y por qué lo haces?

Acabo de terminar el número 5 de Huérfanos, en el que empecé a trabajar con mi guionista y amigo Enric Pujadas hace ya más de dos años. Además de todo el proceso de diseño y documentación previos, empecé el trabajo a lápiz a finales de 2013, y la tinta digital unos meses más tarde. Han sido muchas horas en la mesa de dibujo o delante de la pantalla del ordenador, y la única recompensa a nuestros esfuerzos eran unos pocos “me gusta” o comentarios en mi página de facebook, y unas pobres estadísticas de visitas en la edición como webcomic de Huérfanos en inglés.

Básicamente, no nos lee ni el Tato.

Y de ganar dinero con esto, ya ni hablamos.

Entonces, yo también me hago la misma pregunta, “¿por qué lo hago?”

La primera respuesta que me viene a la cabeza es que quiero saber cómo continúa. Tengo un trato con Enric, mi guionista: él no me cuenta nada sobre el siguiente número hasta que el actual está terminado. De esta manera, siempre tengo una motivación para seguir dibujando, y es que yo también quiero saber cómo sigue la historia.

Otra buena razón para hacer este cómic, es acumular experiencia y habilidad. Es cierto que nuestros cómics no están teniendo lo que se dice una repercusión masiva, pero nos los tomamos tan en serio como si tuvieran millones de lectores. Esto me permite practicar y mejorar mi técnica, mis dibujos son cada vez mejores, y el tener más de 110 páginas acumuladas de historia, dice mucho de nuestro compromiso para que un día estemos en condiciones de que nuestros cómics se publiquen, y de que tengan éxito. Tienen pocas posibilidades de ello, pero si no hago el esfuerzo, no tienen ninguna.

Pero por supuesto, todo esto son excusas. La razón fundamental por la que hago este cómic es porque me encanta. Me encantan la historia y los personajes, y se podría pensar que es porque lo dibujo yo, pero es justo al revés: lo dibujo porque me entusiasman. Me gustan tanto, que tengo que invertir al menos el equivalente a 300 horas-hombre de trabajo no remunerado para completar un solo número, y que todo el mundo pueda disfrutar de la historia y los personajes tanto como yo. Es así de bueno.

Recientemente he estado siguiendo a varios artistas de cómic a través de las redes, y todos se quejan, con cierta amargura, del poco tiempo de que disponen para trabajar en sus proyectos personales, y del escaso éxito y repercusión de estos proyectos. Por eso siguen trabajando por encargo, para ganarse la vida aunque no tengan el alma en ello. Vaya, igual que yo, solo que yo ni siquiera dibujo por dinero.

Estoy seguro de que mucha gente que me lee tiene algún tipo de inquietud creativa: escribir, tocar un instrumento, actuar, pintar, contar historias, bailar, hacer discursos o lo que sea. Cualquier actividad que requiera de tiempo, inversión y esfuerzo, pero que lo haces porque te encanta. No tienes que pensar en ello, ni obligarte, simplemente es parte de ti.

Todos tienen las mismas dudas, y todos se hacen la misma pregunta ¿Por qué demonios estoy haciendo esto?

Y su razón para dedicar tiempo y esfuerzo en una actividad creativa sin remunerar, es la misma por la que yo he invertido tanto tiempo haciendo estos comics, durante más de 12 años, y por la que lo seguiré haciendo mientras pueda.

Y es que se trata de historias que nadie más puede contar. Solamente Enric y yo tenemos los conocimientos, habilidades y experiencia para hacer Huérfanos. Puede que no sea el mejor cómic del mundo, pero es una contribución que sólo nosotros podemos hacer. Y como es nuestra creación, se trata en definitiva de un cómic sobre nosotros.

Son historias que merecen ser contadas, y si no lo hacemos nosotros, nadie lo hará.

--

“Why do you do it?”

How many times I have been asked me that same question over these years. Every time I tell someone that I draw comics, the reaction is the same: "how cool, I wish I could have a job like that." Then I have to clarify that actually this is not my job, that I make a living as a programmer. Then they ask me "But you sell these, right? I mean, you make money with this, don’t you?" And then I have to answer, no, I mostly post my comics online for people to read. For free.

And that’s when the question pops.

"Why do you do it?"

I just finished Orphans #5, which I started working with my friend and writer Enric Pujadas over two years ago. Besides all the design process and previous documentation, I started penciling near the end of 2013, and digital inking and a few months later. There have been many hours on the drawing board or in front of the computer screen, and the only reward for our efforts were a few "likes" or comments on my Facebook page and a poor visitor statistics on the Orphans webcomic in English.

Basically, no one reads us.

And about making money with this, let’s not speak about it.

Then I also ask myself the same question, "why do I do it?"

The first answer that comes to mind is that I want to know how it continues. I have a deal with Enric, my writer: he does not tell me anything about the next issue until the current one is finished. Thus, I always have a motivation to continue drawing, since I want to know how the story goes.

Another good reason to make this comic is, you gain experience and skill. True, our comics are not having what you’d call a massive impact, but we take them as seriously as if they had millions of readers. This allows me to practice and improve my technique, my drawings are getting better, and that fact we have accumulated over 110 pages of story, speaks volumes about our commitment, so one day we can be in a position for our comics to be published, and to be successful. There may be a small chance of it, but if I don’t make the effort, they have none.

But of course, these are all excuses. The main reason I do this is because I love it. I love the story and the characters, and you might think it's because I draw it, but it's just the opposite: I draw it because I’m excited about it. I like them so much, I have to invest at least the equivalent to 300 man-hours of unpaid work to complete a single issue, so everyone can enjoy the story and characters as much as as I do. It's that good.

Recently I have been following several comic artists on social networks, and all complain, with some bitterness, about the little time available to work on personal projects, and how little success and impact these projects have. So they keep working on commission, to make a living even though their souls aren't on it. Just like me, only I don’t even draw for money.

I'm sure many people reading this have some kind of creative interest: writing, playing music, acting, painting, storytelling, dancing, public speaking, whatever. Any activity that requires time, investment and effort, but you do it because you love it. You do not have to think about it, not force you, it's just who you are.

They all have the same doubts, and all ask themselves the same question, “Why on earth am I doing this?”

And their reason to devote time and effort into a creative, unpaid activity, is why I've invested so much time doing these comics for over 12 years, and why I will continue doing them while I can.

It’s all because these are stories that no one else can tell. Only Enric and I have the knowledge, skills and experience to make Orphans. It may not be the best comic book ever, but it is a contribution only we can do. And as is our creation, it is ultimately a comic about us.


These are stories that deserve to be told, and if we don’t, nobody else will.

1 comentario: